Aguas Del Altiplano / Empresa / Plan de inversión
Empresa

Proyectos de Inversión de Aguas del Altiplano 2016

Para este 2016, Aguas del Altiplano contempla una inversión por casi $25.600 millones (unos US$35,6 millones) en diversas obras de infraestructura y de renovación de equipos y materiales, que apuntan a continuar fortaleciendo el servicio que entrega a las familias de las regiones de Arica y Parinacota y Tarapacá.

Se trata de 151 proyectos relativos a incorporación de plantas, obras de colectores y recambio de redes de agua potable y alcantarillado. Algunos de ellos son la continuación de iniciativas que comenzaron en 2015, oportunidad en que la inversión proyectada alcanzó los US$20 millones-, y que consideró inversiones en la planta Santa Rosa de Alto Hospicio, la renovación de una parte de medidores domiciliarios, un colector para el sector de calle Tadeo Haenke, así como inversiones en zonas de terreno salino y la eliminación operativa de la primera de la lagunas de estabilización de Alto Hospicio, de acuerdo al programa que la compañía comprometió.

Las inversiones del año pasado y las de este 2016, son obras que redundan, en el mediano y largo plazo, en mejorar la calidad de vida de la comunidad de Arica, Iquique, Alto Hospicio y las localidades de la Pampa, a quienes prestamos servicios hace 12 años. Este 2016, la empresa está poniendo un foco especial en el servicio al cliente, y estas iniciativas van encaminadas en esta dirección.

Las  principales obras de este año, representan en torno al 65% de la inversión anual. En esa línea, destacó que resalta entre éstas la ampliación de la planta tratamiento de agua potable de Santa Rosa en Alto Hospicio, obra que viene a robustecer el sistema de producción de agua de calidad para los clientes de esa comuna. Este solo proyecto ¿que demandará una inversión de poco más de US$ 4,5 millones-, es la culminación de un plan global de incorporación de plantas productoras, destinadas a dar cumplimiento en forma anticipada a las exigentes normas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en cuanto a la composición del agua. Así, esta ampliación de Santa Rosa viene a sumarse a las plantas de Huara, La Tirana y La Huayca, que se incorporaron el año pasado.

En tanto, otra de las obras emblemáticas para el año es la construcción de la planta de tratamiento de agua potable El Carmelo, en la comuna de Pozo Almonte, que contribuiría a fortalecer el sistema de producción de la ciudad de Iquique. Esta planta supone un inversión de US$ 7,4 millones. En tanto, se anunció la construcción de una nueva planta de tratamiento de aguas servidas para la zona sur de Iquique, que totaliza US$2,7 millones Por su parte, el ítem de recambios de redes de agua potable y aguas servidas está entre los que lideran las inversiones para Tarapacá en 2016.

La compañía, año a año, realiza cambios de varios kilómetros de ductos que ya han cumplido su vida útil, reemplazándolo por material nuevo, lo que limita la ocurrencia de roturas, que generan cortes de suministro y, en consecuencia, molestias a los vecinos. Así, en alto Hospicio e Iquique se destinarán en total más de US$2,8 millones en esta línea.

En el caso de Arica, las inversiones apuntan en gran medida a robustecer aún más las fuentes de extracción de agua para la producción de agua potable de calidad. Resaltan las obras  relativas a desarrollar nuevos pozos en los valles de Azapa y Lluta, cuya inversión alcanzará los $795 millones, y que asegurarán calidad de servicio, en lo relativo al producto como a la cantidad. Ya el año pasado, la compañía invirtió $692 millones en la habilitación de un nuevo pozo en el Valle de Lluta, además de realizar obras clave para la calidad de servicio como son la renovación de una parte del parque de medidores domiciliarios ¿por una suma de $880 millones-, y la renovación de colectores de emergencia, por cerca de $500 millones. Asimismo, la empresa realizó una inversión clave, que se refiere al respaldo eléctrico de los pozos de Lluta, el cual asegura el abastecimiento de agua a la ciudad ante cortes de energía en situaciones de emergencia, como son los terremotos.